LA EDUCACIÓN DE PRIMERA INFANCIA, UN DERECHO, UNA OPORTUNIDAD PARA CRECER Y TRASCENDER.

04.09.2018

Guisselle Alpízar Elizondo.
Jefa Departamento de Educación de la Primera Infancia
Ministerio de Educación Publica

 

Los primeros años de vida de un niño o niña son cruciales, son la base sobre la que se construyen las sociedades y la inversión en esta etapa de la vida es una de las acciones más rentables para el país, porque soluciona los problemas de inequidad, reduce brechas sociales y esto asegura altos beneficios económicos.

En esta etapa de la vida es fundamental garantizar los derechos a los niños y las niñas, así lo establece la Convención de los Derechos del Niño en la Observación General No.7 y  uno de estos derechos es la educación de la primera infancia, que además,  es considerada una oportunidad para crecer y trascender en la vida. Es por esto que el estado costarricense y el Ministerio de Educación Pública realizan grandes esfuerzos para garantizar y asegurar que a todo niño y niña en esta etapa de su vida se le asegure este derecho y a ideado estrategias tales como  establecer vínculos y alianzas con entidades públicas, privadas, gubernamentales, no gubernamentales, de manera que juntos en un marco de coordinación interinstitucional, intersectorial e interinstitucional enfrenten los desafíos que le presenta la primera Infancia.

Un aliado que todo centro educativo y especialmente las docentes de educación preescolar de este país tienen son las Juntas de Educación, considerados organismos auxiliares de la Administración Pública, quienes coordinan con el director programas y proyectos para atender las necesidades y prioridades de los centros educativos.  Las Juntas de Educación es un actor muy importante porque con su labor pueden asegurar el acceso, la cobertura, la calidad de los servicios educativos y asegurar que el en el nivel de la educación preescolar se desarrollen las potencialidades e intereses de los niños y las niñas, satisfaciendo sus necesidades biológicas, emocionales, cognitivas, expresivas, lingüísticas y motoras, a través de un abordaje pedagógico integral.

 

Las Juntas de Educación cumplen un rol fundamental porque  son los entes de apoyo al docente,  a la familia y juntos  brindan  a los niños y niñas oportunidades de juego para que descubran las posibilidades de su cuerpo, desarrollen el pensamiento, se expresen por medio de múltiples lenguajes,  desarrollen la creatividad, construyan y vivencien valores en la convivencia, disfruten de la tecnología en el aula como un recurso más de aprendizaje, propiciando en estos educandos el aprendizaje significativo.

Las Juntas de Educación en la primera infancia son considerados fabricantes de sueños y transformadoras de personas sujetas de derechos en la convivencia.